Go to Top

Equipo

 

 

Nicolás Carbonell

Co-propietario y Téc. Dep. en Piragüismo

Después de tantos años buceando y haciendo apnea, no me imaginé que hubiera otro deporte que me gustase tanto. Sólo llevo un año desde que empecé a sacarme el título de técnico deportivo en piragüismo y ya siento que lo llevase practicando desde hace mucho.

La sensación de navegar por tus propios medios, a ras de agua y sin ruidos es única.

No sólo te sirve para desconectar si no que al mismo tiempo, tienes una sensación de aventura que pocos deportes más te lo dan.

Aunque ya llevo cuatro años en Menorca, ahora es cuando realmente he empezado a conocer playas, cuevas y rincones prácticamente inaccesibles y a conectar con la isla de una manera que sin el kayak me resultaría imposible.

Os animo a todos a que lo probéis y descubráis un deporte apto para todo el mundo, 100% respetuoso con el medio ambiente y que os hará descubrir Menorca de una forma inolvidable.

Alberto Tejedor

Co-propietario

Leticia Carbonell

Técnico Deportivo en Piragüismo

Mi nombre es Leticia y nací en Madrid un día de Mayo.

Curiosamente, y a pesar de tener el mar un poquito lejos, desde pequeña tuve la suerte de pasarme los meses de verano muy cerca del mediterráneo. Mi primer recuerdo del mar, es de cuando mi padre salía a hacer snorkel; me ponía un flotador (bueno, en realidad era aquella pompa de poliespán rosa chicle) y me colocaba en su espalda. Claro, yo ver el fondo no lo veía del todo y me parecía impresionante todo aquello, con lo que para saber que pasaba en el fondo, le preguntaba a mi padre a través del tubo de snorkel… tuvo mucha paciencia…

Fue entonces, cuando descubrí, lo enigmático que me resulta el mar y empezó así mi afición….Comencé a bucear y después descubrí Menorca, esta isla me marcó. Por eso, decidí dejar Madrid y venirme a vivir aquí.

Y como una cosa lleva a la otra, estando aquí descubrí el kayak, y decidí hacerme Técnico Deportivo de Nivel I de piragüismo, ¡Menuda experiencia!…..

Y empecé a descubrir este deporte y la isla desde otro punto de vista, alucinante…..calas, cuevas, acantilados… ¡naturaleza en estado puro! Y te sientes como un auténtico explorador.

Así que este año dejo un poco el buceo, para embarcarme en el mundo Kayakista.

Os animo a todos a probar la experiencia y sin duda alguna, a navegar por las aguas cristalinas de Menorca.